Hoy toca hacer un merecido y sentido homenaje a mis ollas y pucheros.

Resultado de imagen de imagen de corona de laurel

He leído recientemente un interesantisimo articulo en el diario Las provincias https://www.lasprovincias.es/sociedad/ciencia/guisos-frio-glacial-20200203185100-ntrc.html.

El citado articulo trata de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Nueva York en el Reino Unido, que apunta a que nuestros ancestros, hace entre 12.000 y 16.000 años, allá por de la Edad de Hielo desarrollaron una variedad de pucheros y ollas con los que cocinar a altas temperaturas alimentos con grasas animales para poder hacer frente al clima de esa época. Los investigadores han podido analizar los restos de grasa y otros lípidos encontrados en fragmentos de estos utensilio en varias zonas del río Amur ( Rusia ). También y coincidentes en el tiempo, se usaron en las vecinas islas de Japón, donde se han hallado y analizado, muestras de estos primitivos recipientes, con restos de guisos de pescado, posiblemente salmón.

El estudio arroja como conclusión que, grupos étnicos sin contacto entre ellos, y en diferentes partes del noreste de Asia, dieron, con la producción de estos elementos de cocción en sus diversas formas y modelos, con una formula con la que afrontar las importantes fluctuaciones de temperaturas extremas y una revolucionaria forma de supervivencia.

Entonces, se puede decir ya, con conocimiento de estudios y de causa, que las ollas y pucheros, han contribuido y servido de base a la supervivencia de la especie humana.¡¡ Pues queda claro el porque del homenaje a mis ollas y pucheros¡¡.

Resultado de imagen de imagenes de puchero de barro con arroz vegano

A fecha de hoy, en una época en la que prima la cocina rápida, envasada, procesada, de origen industrial, pre cocinada, de difícil rastreo de sus contenidos y que aporta un saldo incontable de trastornos para la salud humana, su función sigue siendo clave y determinante para la correcta alimentación dentro de un estilo de vida saludable. https://www.who.int/nutrition/globalnutritionreport/2018_Global_Nutrition_Report_Executive_Summary_sp.pdf?ua=1

Y yo, lo reconozco….¡ soy una friki de pucheros, ollas, y cualquier tipo de receptáculo como modo de cocción¡😊. Son parte de mi patrimonio emocional y laboral tangible. Objeto de culto en mi cocina, elemento indispensable a la hora de hacer alquimia culinaria, de trasmutar los alimentos en elixir de vida. Elaboradoras de recuerdos en forma de aromas y sabores. Procuradoras de salud y calidad de vida en su trabajo diario, medio de expresión para mi creatividad y seducción de estómagos amados, bolas mágicas a la hora de quitar hambre y penas.

Frecuentemente, vuelvo de mis viajes con uno de estos preciosos objetos a modo de souvenir en la maleta ( la última, una pieza de barro, adquirida en mercadillo de antigüedades en Ribeira ❤ (Coruña) este pasado verano. Cada una de ellas, abre ante mi, un abanico de posibilidades, texturas, aromas, y resultados inimaginables para la cocción de mis recetas. ¡ Hasta los Reyes Magos, saben de esta pasión¡: Cuando la cosa fué de titanio, recurrí a ellos para hacer realidad mis sueños.🤣Para ellos, mi eterno agradecimiento y mi amor.

Instintiva e intuitivamente, cada una de estas piezas, me inspira una cocción. Si la cosa va de cocina tradicional valenciana, salen «al escenario», mis pucheritos de barro. Nada como un arroz con acelgas, o un potaje de garbanzos y espinacas, guisados en ellas. La emoción está servida.

Las legumbres, en general, adoran ser cocinadas en la olla «exprés». Es única para hacerlas fácilmente digeribles, y aportar así, una inmejorable calidad de proteínas. Y si añades a la cocción un trocito de alga kombu, ¡¡ el romance es sonado¡¡. Rápida y eficaz.¡ Un 10¡ Si quieres aprender a cocinarlas conmigo, pincha el enlace. https://kibioatelier.com/cursos-y-eventos

Nada como un estofado de verduras de raíz, cocinado a fuego lento, en una olla de hierro fundido, para re mineralizar los huesos y la sangre. Da a los guisos una profundidad imposible en otro tipo de recipientes. Vienen a mi memoria esos gazpachos ayorinos de mi tío Rafael💖…..Hoy, los reproduzco en mi propia versión vegana. Suculentos. Inolvidables.

En mis ollas de titanio, vuelco toda mi «cocina medicina». Ellas son las más presentes en el día a día de mi cocina y mis talleres. Cada mañana, cocino en una de ellas, mi sopa de miso,la encargada de ponerme las pilas para afrontar lo que la vida me traiga. Es, sin duda, la más saludable a la hora de trasmutar mis alimentos en nutrientes óptimos con los que alimentarme y alimentar a los míos. Simplemente ¡¡ las adoro¡¡. Son muy caras, pero valen cada céntimo invertido en relación precio-salud.

¿Merecido o no, un homenaje a mis ollas y pucheros? Si te apetece darle uno a las tuyas, te dejo una de mis recetas.

Resultado de imagen de imagenes de arroz con acelgas en puchero de barro

ARROZ CON ACELGAS

Plato tradicional valenciano,  muy completo y energético

Ingredientes:

 1 bote de alubias blancas cocidas con alga kombu, acelgas, nabo amarillo, arroz  integral, azafrán, 1 diente de ajo, sal marina, aceite de oliva virgen extra bio.

Elaboración:

  • Se empieza pelando y cortando a dados el nabo amarillo.
  • Se sofríe en una cazuela con aceite junto al diente de ajo.
  • Se añade las acelgas cortadas a trozos regulares.
  • Se saltea todo y cuando ya está doradito, se le añade agua que cubra (como 1 litro y medio) y se incorporan las alubias blancas cocidas, el azafrán y sal.
  • Se hace hervir 15-20 minutos y a continuación se añade el arroz (dos cuencos de mano por plato) previamente lavados.
  • Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y cocinar durante 50 minutos.
  • Servir.

Nota: en casa le ponemos unas gotas de limón al ir a comerlo.