En invierno, la cocina es muy especial y peculiar. Es una cocina sustentadora. La base sobre la que construiremos, en los meses cálidos que le preceden, todo un universo de posibilidades. Por eso decimos que el invierno es tiempo de cocina de cuchara en el hogar.

La calma tras la tempestad. Los grandes fastos y excesos de la Navidad quedaron atrás. Empezamos un tiempo de metas, de objetivos. y expectativas.

Todo, a nuestro alrededor emite señales. Si observamos la naturaleza, los árboles se muestran sin hojas, desnudos de verdor, con un semblante dormido, guardando en sus raíces,y hasta la primavera, su mayor tesoro, la sabia en que ascenderá hasta las ramas, vistiéndose de nuevo de vida en forma de hojas, frutos y flores. https://kibioatelier.com/filosofia-ki-bioatelier/

Los días son cortos de luz, el tibio sol se retira pronto, invitando al descanso nocturno, a todos los seres vivos con los que compartimos el planeta. Hibernan o acoplan sus ritmos a la luz solar. Sus días empiezan y acaban con ella. Todo transcurre de una forma armónica y en sintonia en nuestro entorno.

Es, por tanto tiempo de profundizar, y bajar el trepidante ritmo que nos impone nuestra actual forma de vida, de llevar toda esa energía que generamos, hacia nuestro interior. Es tiempo de sosegar la mente, de conversaciones largas, en torno a un fuego, a una mesa, a un guiso o un té. El invierno es tiempo de cocina de cuchara en el hogar. Es tiempo de aprender o volver a cocinar, de sacar nuestras mejores recetas, de legumbres, de cruciferas https://www.cuerpomente.com/blogs/gastronomia-consciente/como-cocinar-verduras-cruciferas_927 y raíces; de verduras dulces y de postres antiguos, hechos con mimo y de forma sencilla, sostenible y saludable. El invierno es tiempo, de degustar guisos profundos, que hablan de tiempo al fuego mínimo, y de dedicación a generar calor interior. De sembrar para recoger. Así, que….Sacad los delantales, encender los fuegos, conectar el horno, preparaos para disfrutar y seducir. El invierno es tiempo de cuchara en el hogar.