Gastronómicamente hablando, decir Valencia es decir arroz, es evocar la mundialmente archiconocida paella, propuesta ante la UNESCO para ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y con día marcado en el calendario internacional como el World Paella Day el 20 de Septiembre. ¡¡ Casi nada…..¡¡ Por eso, los guisos de arroces ancestrales de la Valencia, con su extensa gastronomía, merecen un capitulo extenso en mi trabajo de veganizar sus recetas.

Pero, hablemos del arroz….

Valencia ha sido la cuna del cultivo arrocero en España y su introducción se atribuye a los árabes durante el siglo VIII. El Parque Natural de la Albufera es (además de una joya de la que todos los valencianos estamos enamorados), el verdadero corazón geográfico, ecológico y núcleo histórico del arrozal valenciano. 

Por su característica imprescindible para el cultivo del arroz, ser una zona pantanosa, dónde otros cultivos no son posibles, ha perdurado dicha actividad hasta nuestras días. La extensión dedicada al cultivo del arroz en Valencia asciende a 16.000 hectáreas, siendo ésta la superficie que se ha mantenido estable en los últimos años.

En los hogares valencianos, se come arroz a diario. Es casi un «¿ arroz con que…?». Nunca, jamás, en la vida, un valenciano se va a quejar por comer tres días seguidos arroz (ni cuatro). Bueno, ya tenéis una pista de «como descubrir un autentico valenciano entre un millón», jajaja.

Por esto, os voy a presentar, las que a mi parecer son las tres recetas estrellas de arroz en los hogares valencianos, tres ejemplos de arroces ancestrales de Valencia y su maravillosa gastronomía.

🥘Paella

🍲Arroz con acelgas ( arròs amb bledes)

🍪Arroz al horno ( arròs al forn)

Hay muchas más, es cierto. Y también que, de estas tres formas de cocinar el arroz, al menos una docena diferente de cada una de ellas en cuanto a ingredientes contenidos…..¡¡Una autentica maravilla de ingenio¡¡ . Algo tan propia de mi tierra…..

En este post voy a presentaros el Arroz con acelgas. En los dos posteriores, os ofreceré mis recetas de paella y arroz al horno.

El Arroz con acelgas es mi favorito❤. Por dos motivos:

Uno: Es delicioso. Un arroz «que evoca a mamá». Porque es difícil degustarlo fuera de las cocinas caseras, donde la receta ha pasado «de oído a oído». Por su sencillez y bajo coste. Porque es propio más de la cocina «casera» y localizarlo en la carta de un restaurante, es prácticamente imposible, Porque cocinarlo es un arte, donde conjugar sabiduría en los escasos medios y aplicación del corazón en su justa medida, dará como resultado un casi, terapéutico arroz.

Dos: Era el favorito de mi suegro, Papá Luis.

Sibarita donde los hubiese y arrocero de los de «a diario», apareció un buen día a la hora de comerlo, con un pequeño trofeo con la inscripción «al mejor arroz con acelgas de toda Valencia». Casi muero de amor.🥰 Me decía que mi arroz para él, era como el agua para un jardín. Con toda seguridad era una exageración propia de un padre, pero yo lo guardo, su trofeo, como el más preciado de mis premios y valoraciones culinarias. Su recuerdo, siempre, privilegiadamente, en mi corazón.

Os dejo, pues, mi personal visión y receta del Arròs am bledes

✔Siempre utilizo arroz integral de origen ecológico. Pero si no estáis acostumbrados a el os sugiero utilizar el «semi-integral».

✔Las alubias blancas que lo acompañan y conforman la parte proteica del plato, pueden ser las remojadas previamente durante al menos 8 horas y después cocidas junto a un trozo de alga kombu. Esta es mi forma de hacerlas más digestibles, acortar su tiempo de cocción y aportar así también un plus de minerales y vitaminas propias de este alga, reina de todas ellas, por contener trece de los catorce elementos esenciales para las apropiadas funciones metabólicas del cuerpo humano., entre otras cosas.

✔Otra opción será utilizar alubias ya cocinadas y en conserva, a poder ser en frasco de vidrio y de origen ecológico.

INGREDIENTES

Para 4 raciones

🥕1 manojito de acelgas bien tiernas, unos 100 gramos de alubia blanca previamente remojada durante 8 horas u opcionalmente 1 frasco de alubias en conserva pequeño, 1 napicol (nabo amarillo) cortado a dados, 2 dientes de ajo, 250 gr. de arroz integral o SEMI previamente lavado, 100 gr. de tomate rallado, dos dientes de ajo, unos 150 ml de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de café de pimentón colorado ahumado, un pizca de azafrán en hebras, sal marina sin refinar al gusto, un pellizco de pimienta negra en polvo, litro y medio de agua.

ELABORACIÓN

Mis trucos:

1.- Hacer esta receta en dos ollas, una olla convencional de metal ( yo cocino en titanio), y en el momento de incorporar el arroz, lo hago en olla o puchero de barro. Esto, le confiere un sabor muy característico y original de la propia receta. en dos partes.

2.- Aunque la receta tradicional lleva patata, yo la he sustituido por napicol o nabo amarillo. Da un sabor más especial al guiso y nutricionalmente hablando es más equilibrado.

🏺Se empieza por poner en una cazuela al fuego, cubrir el fondo con el aceite, y cuando este listo de temperatura, abocar los dados de napicol y dos dientes de ajo, y espolvorear con un poco de sal.

🌿Incorporar el tomate rallado, y sofreír durante 3-4 minutos.

🌿Pasado este tiempo, incorporar las acelgas, cortadas sus hojas como a dos dedos de anchuras, y remover unos 4-5 minutos.

🌿Añadir el pimentón colorado ahumado, remover unos segundos e inmediatamente, incorporar el agua, un litro y medio aproximadamente, y la sal. Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego suave durante 15 minutos.

🌿Pasado ese tiempo, trasladar este caldo a un puchero u olla de barro, que se habrá ido calentando previamente al fuego mínimo.

🌿Incorporar al caldo, ya en olla de barro, el arroz lavado, las alubias cocidas, la pizca de pimienta y las hebras de azafrán. Probar y ajustar de sal y de agua si fuese necesario añadir más. Llevar a hervor y cocinar durante 50 minutos si el arroz es integral y 20 minutos si es semi-integral.

🌿Este arroz, es caldoso, pero….no muy caldoso. Debe quedar «trabado», osea, fluidamente denso.

NOTA. En casa, le añaden un chorrito de limón. Dicen que le realza el sabor. Yo creo que esta bien y lo polariza.

Ahora si, ….¡¡Buen probecho, Bon Profit ¡¡

Si te gusta nuestro tipo de cocina, estilo de vida o estás pensando en hacer cambios saludables en la tuya, pincha este enlace. Te puede interesar https://kibioatelier.com/cursos-y-eventos/

COMENTARIOS